BIENVENIDOS A GRUPO ALTUBE GARMENDIA

SOBRE ALTUBE GARMENDIA

Fue a mediados de los años setenta –concretamente en 1977-, cuando, tras emprender un nuevo camino en el mundo de la cría de perdices, comprendí que el desafío de perseverar en mis ideas acerca de los problemas que acuciaban a nuestra Perdiz Roja, no sólo acabaría convirtiéndose en una de las grandes ilusiones de mi vida, sino que marcaría mi manera de ser y de sentir, convirtiendo mi tesón y mi entusiasmo en un empeño personal de velar por la conservación de la Naturaleza, sin cuyo gran amor Grupo Altube Garmendia no hubiera prosperado.

 

Pues es gracias a ella, a la Naturaleza, por lo que cada uno de mis nuevos proyectos ha venido afirmándose a lo largo de los años, compartiendo en sus distintos desarrollos minuciosas pautas, rigurosos protocolos y sofisticadas técnicas de investigación, pero sin olvidar que en  el amor a la tierra –interpretado como un  deber sagrado con el campo- es donde germina nuestra esencia, la ética empresarial del Grupo Altube Garmendia, sin  cuyos postulados nuestros vinos ecológicos, la densa variedad de nuestros sanos alimentos o, por citar otro ejemplo, el bienestar vital de nuestros animales, no serían los mismos y, por tanto, no hubiéramos crecido hasta alcanzar el prestigio y el reconocimiento de los que hoy, afortunadamente, gozamos.

 

Por ello, y, desde mi agradecimiento personal a todos los trabajadores que, día tras día, hacen posible el Grupo Altube Garmendia, quisiera compartir desde estas líneas mi inmensa confianza en el futuro; un futuro natural, lleno de vida; un futuro que nos honre a la hora de colmar, como hasta hoy, las expectativas de todos y cada uno de nuestros clientes.

DONDE ESTAMOS